Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 diciembre 2009

-¿Me estará engañando el olfato…? –preguntó Aedi tras pasar más de seis horas en silencio, montada detrás de Mine, mientras continuaban atravesando el pantano. –Huelo… algo delicioso a lo lejos…

Mine alzó la nariz, lo mismo que el guía de la expedición. La oculla no pareció notar nada pero lo que era Zenny, sí, que cogió las bridas de su caballo y lo guió con rapidez a través del fango que habían estado atravesando esos tres días. Y, para cuando quisieron darse cuenta, el suelo que pisaban ya no era el inestable y húmedo de todo ese tiempo olvidable sino un camino de grava endurecida, elevado y, lo mejor de todo, seco. Entre las brumas que les rodeaban, se podían avistar algunas luces a lo lejos, un alivio para los presentes que ya pensaban que tendrían que pasar la noche a la intemperie por tercera jornada consecutiva en ese hediondo pantano.

Happy_B_day_Nethka_by_KaoruOkino

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

Visto que a cada comentario en el que me piden que explique las bondades de mi blog me toca escribir toda una perorata acerca de lo que podéis encontraros en Morbitorio, me he atrevido a escribir un metafórico resumen acerca de lo que hallaréis en cada una de las secciones de este pueblecito perdido en algún rincón de mi mente. Espero que os guste.

Guía turística de Morbitorio

Read Full Post »

Como otras tantas veces, iba observando el paisaje con atención mientras Leopold continuaba conduciendo. Pero esta vez mi mirada no se extasiaba como en cualquier otra ocasión con todo lo que era capaz de ver más allá de las ventanillas del coche. Al fin de al cabo, quería que esta fuese la última vez que viera estos verdes paisajes.

Leopold parecía algo nervioso. Conducía tenso y no dejaba de echar furtivas miradas hacia el espejo retrovisor… cosa que no me extrañaba. Era la primera vez que le hablaba de esa manera tan fría, con esa formalidad en la que mi madre me había educado. Pero no le había mostrado mis lado más formal porque lo odiara ni porque creyera que se lo mereciera tan sólo por ser un simple chófer: Debía ser tal y como mi madre me había enseñado para que nadie en toda mi casa pensara ni por asomo que él me había ayudado a escapar.

(más…)

Read Full Post »

Cuando ya bordeaban Eque, Keshat y Baki cambiaron de ruta y se dirigieron hacia el río Égera, lugar hacia el que confluían el lago Emerada y todos los ríos, riachuelos, torrentes y corrientes de Eque. Teniendo en cuenta sus medios de transporte, más les valía evitar terrenos tan complejos como el pantano y tratar de encontrar alguna barcaza que les llevara al otro lado del gran río. Tal como estaban las cosas, hasta parecía buena idea llegar hasta el golfo de Sterbo en una barcaza pero, según Keshat, más valía no arriesgarse: Prefería mantenerse a cubierto en la floresta del otro lado del río, el bosque Ro. Según ella, ese lugar era menos complejo y, aunque fuese más confuso que el bosque de Naukon, eso no suponía mucho problema para ella gracias a su buena comunicación con las plantas así como por su experiencia acumulada a lo largo de una vida entera de viajes. A partir de ese punto, cuando llegaran al golfo de Sterbo, no les costaría demasiado encontrar un transporte que les llevara a la capital.

Los ataques de fiebre de Keshat habían cesado a las pocas horas de que comenzaran. Tal como llegó, se fue y ahora la joven estaba perfectamente sana. Respecto a Dea, nada más se supo de ella en dos días. Tuvieron la precaución de mantenerse alejados del Ojo durante las noches y durante el día trataban de vigilarse mutuamente a la espera de que ese maldito boliche diera problemas.

Pero nada ocurrió.

La_regenta_Dea_by_Nethka

(más…)

Read Full Post »

La verdad, no sé lo que pasaba allí dentro. No imaginaba, ni remotamente, lo que habría ocurrido dentro de los confines de esa mansión ni lo que sucedía en las profundidades de la caverna para que más de cien personas, policías aparte, huyeran despavoridos lejos de ese lugar.

-Parece que al final la información acerca de la redada se filtró –comentó Hansen. –Deben haber adelantado la ceremonia.

-No lo creo –repliqué yo, tras observar un poco el movimiento. –De haber sido así, estarían huyendo a otra parte. Debe ser por otra cosa…

Hansen y yo al principio creímos que era mejor entrar por la entrada principal ya que estaba controlada pero, tras ver ese apelotonamiento de gente desnuda, personas vestidas con raras galas ceremoniales y policías con marcado terror en los ojos, decidimos ir por el “camino alternativo”.

YukariSomb2

(más…)

Read Full Post »

Olía a sucio. Por eso nadie pretendió siquiera acercarse a él. En los primeros instantes, durante horas y, más adelante, durante días y días, nadie prestó atención a ese cuerpo sentado en una esquina oscura de un edificio frente al parque. Fue considerado un vagabundo, un simple sin-techo, alguien que no merecía que alguien posara sus ojos sobre él.

Los niños observaban más a su pelota que a los andrajos de ese mendigo; las amas de casa pasaban por la acera de enfrente para huir de su horrendo olor y los pocos que se animaban a caminar junto a él, no se atrevían a realizar contacto visual. Había algo en él que a nadie le gustaba pero sin ser nada tan violento como para que existiera un valiente que le cantara las cuarenta. Él estaba allí y no se movía, no molestaba y toda la gente sabía que estaba allí y cómo evitarlo.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »