Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 abril 2010

Justo un día antes de que Baki alcanzara la ciudad de Sterbo en su lenta barcaza, Dea, gracias al uso de las vías, apareció de repente en la ciudad. El hecho, infrecuente, que implicaba una Dea con prisas daba a entender muchos problemas. No era ella una persona a la que le gustara usar tales medios para desplazarse pues su labor de delegación siempre había resultado muy efectiva.

La regente, sin ser infalible, era notable en sus funciones. Sabía a quién encargar un trabajo en cada momento de necesidad y, hasta el momento, sólo un intento de asesinato contra su persona se le pasó por alto en todo su mandato. Pero ahora tenía prisa. ¿Los invasores lenitas, cada vez más abundantes, había provocado su vuelta a la capital?

Keshat, mientras caminaba por las calles de Sterbo en dirección al palacio, sabía que no. Con una lanza considerablemente más alta que ella y el Ojo de Ónice como equipaje, se dirigía a la batalla que su contendiente le había prometido. Sentía serenidad a pesar de que no esperaba era un duelo sencillo. Su cuerpo, ligeramente independiente a su conciencia, bullía pero no nervioso, preparado para lo que iba a tener que soportar.

keshatvsdeaFinal (más…)

Read Full Post »

-¿Qué me tienes que contar?

-¿Ni un saludo? Te tengo por una persona algo más considerada…

-No me andes con rodeos, pequeña: ¿Podemos empezar o no?

-No, no podéis. Aunque quisieras y pudieras (que quieres y sé que puedes) no ibas a salir de rositas. Son más de quince veces de lo normal que habéis exterminado hasta el momento así que, si no te importa, podrías esperar a que se separasen y pillarlos en diferentes trampas… porque eres experta en trampas, ¿me equivoco?

-Dea me ha metido prisa: tengo que acabar con esto antes de fin de año. El día de la coronación está cerca y está aprovechando hasta el último resquicio de autoridad mientras aún la detente.

-No deja de ser una simple regente. Pero, como he dicho, no es buena idea lanzarse al ataque tan pronto.

-Aunque sean Ocullos, en base son simples seres humanos: Pueden morir como cualquier otro.

-Excluyéndome a mí, por supuesto. Sarcasmos aparte, el problema no está en los Ocullos: si no contamos a Mine ni a Dea, no quedan apenas Ócullos de ojos negros aparte de un par de ancianos seniles.

-¿Cuál es el problema entonces?

-Pide información a Dea acerca de un sujeto que se llama Senishiro, alias “Zenny”. Es un personaje mucho más peligroso de lo que aparenta.

-¿Un Ócullo?

-En teoría es un ser humano normal pero tiene sentidos que podrían competir con los de Dea o los míos. Comprende cualquier cosa que ocurra a su alrededor, es capaz de ver qué hay detrás de cualquier escondite, tiene cierto poder sobre el aire, puede volar…

-Un momento, ¿un hechicero de la tercera vía?

-Ya te dije que era algo diferente: nunca le he visto recitar ningún hechizo ni trazar un circuito. Por lo poco que he deducido acerca suyo, o su poder es racial como el de los Ócullo o es adquirido. Si es adquirido, no es por medio de las vías.

-¿No has logrado encontrar su método?

-No. Y no tengo idea de cuál puede ser el truco. Es evidente que no miente y que tal poder existe. Se ha dado cuenta ya de un par de patrullas que han rondado el campamento y ha dado la alarma. Convendría que en un par de días no te dejaras ver, al menos, hasta que yo te avise.

-.No pensarás en volver a hacer de las tuyas, ¿verdad, cara palo? Estás un poco consentida por la jefa pero eso no es razón para…

-No más que tú, señorita. Yo hago el trabajo que se me ha indicado y lo hago bien. Que no quieras aceptar mis consejos es tu problema. ¿Quieres tener ventaja? Dame tiempo. ¿Quieres vencer? Yo te doy las llaves de cualquier ciudad. Pero no esperes que todo ocurra como tú quieres: si atacas ahora, vas a meterte en medio de un infierno peor de los que monta tu tropa de hechiceros.

-Lo que tú digas, enana. Me retiro de momento. Encárgate de ese tal Zenny si tantos problemas nos puede causar.

-Tú tráeme información acerca de su persona y así lo haré. No quiero que se den cuenta de mi existencia por tu culpa.

Las chicas de Iris
(más…)

Read Full Post »