Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 enero 2011

Haya misterio o no, nuestro protagonista no se desvía de su objetivo original: terminar su obra. Mas, ¿qué sentimientos, que palabras, qué misterio mayor que el de ese pueblo está transcribiendo a esas hojas en blanco?

Revista ¡No lo leas! – Número 60

…tendría que hacer esto una vez a la semana al menos, ¿no?

Escuchando: Unrest in the house of Light

Anuncios

Read Full Post »

Una preciosa aldea a la que retirarse cuando le pides un respiro a tu opresiva vida, un lugar abandonado en el que encuentras dos cosas: un rostro familiar muy lejos de casa y un misterio a primera vista irresoluble. ¿Qué ocurre en esa aldea sin nombre?

Revista ¡No lo leas! – Número 59

No voy a tomarme descansos entre historias, no señor.

Escuchando: The Hounds

Read Full Post »

Hará varios meses (casi podríamos decir que antes del enero pasado) comencé a realizar en formato de novela visual varias de las crónicas que llevan el nombre de este blog pero que, a causa de varios problemas e impedimentos (principalmente relacionados con el arte gráfico que no domino) lo fui retrasando. Allá quedó como una intención mientras me centraba en otra novela visual.

He aquí, pues, la historia que nos ocupa:

Crónicas de Morbitorio – Versión Windows

Crónicas de Morbitorio – Versión Linux

Nueve historias (ocho más una oculta) os esperan ahí dentro. Los artistas que decoran esta pequeña obra son Nethka, encargada de la portada; Mauricio, creador de la deliciosa imagen de Dijuana, y Paulo Mendoza, artista que no tuvo inconveniente en prestarme una imagen para ilustrar “El Gran Azul”.

En la página de ¡No lo leas! encontraréis las pistas necesarias para encontrar acceso a la última historia.

Hasta más leer.

Read Full Post »

¿Qué haríais si secuestraran a un ser querido delante de vuestros ojos y supierais que la única persona que puede ayudaros es la que más odiais además de ser la que os dé las soluciones más inesperadas?

Revista ¡No lo leas! – Número 56

Revista ¡No lo leas! – Número 57

Mis más sentidas disculpas…

Con todo lo que suele ocurrir en estas fechas, cosas tales como fiestas, exámenes y algún imprevisto en forma de familiar enfermo, no he podido actualizar el blog tanto como habría deseado. A decir verdad, lo del número 56 se me había olvidado por completo. Como sea, aquí tenéis los capítulos que llevan hacia la parte final de “El ahorcado”.

Espero que tengáis una buena lectura.

Escuchando: The good doctor – The Protomen

Read Full Post »