Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘dea’

Justo un día antes de que Baki alcanzara la ciudad de Sterbo en su lenta barcaza, Dea, gracias al uso de las vías, apareció de repente en la ciudad. El hecho, infrecuente, que implicaba una Dea con prisas daba a entender muchos problemas. No era ella una persona a la que le gustara usar tales medios para desplazarse pues su labor de delegación siempre había resultado muy efectiva.

La regente, sin ser infalible, era notable en sus funciones. Sabía a quién encargar un trabajo en cada momento de necesidad y, hasta el momento, sólo un intento de asesinato contra su persona se le pasó por alto en todo su mandato. Pero ahora tenía prisa. ¿Los invasores lenitas, cada vez más abundantes, había provocado su vuelta a la capital?

Keshat, mientras caminaba por las calles de Sterbo en dirección al palacio, sabía que no. Con una lanza considerablemente más alta que ella y el Ojo de Ónice como equipaje, se dirigía a la batalla que su contendiente le había prometido. Sentía serenidad a pesar de que no esperaba era un duelo sencillo. Su cuerpo, ligeramente independiente a su conciencia, bullía pero no nervioso, preparado para lo que iba a tener que soportar.

keshatvsdeaFinal (más…)

Anuncios

Read Full Post »

-¡Eh, tú!

Baki, aún mareado por la larga batalla y por los hechizos que habían acabado hasta con la última brizna de fuerza que le quedaba en el cuerpo, devoraba un inmenso desayuno, bajo la anonadada mirada de sus camareros que no cabían de su asombro ante la larga ristra de platos vacíos que había dejado a su paso, cuando un oficial de alto rango de la guardia de Dea le asaltó.

Era corpulento, muy alto y con un rostro oscurecido tras días y días bajo el sol. Sí, le reconocía gracias a las descripciones que Keshat le había dado: era Maulster, uno de los oficiales más cercanos a la figura que pretendían asesinar.

keshatbakiydea

(más…)

Read Full Post »

Cuando ya bordeaban Eque, Keshat y Baki cambiaron de ruta y se dirigieron hacia el río Égera, lugar hacia el que confluían el lago Emerada y todos los ríos, riachuelos, torrentes y corrientes de Eque. Teniendo en cuenta sus medios de transporte, más les valía evitar terrenos tan complejos como el pantano y tratar de encontrar alguna barcaza que les llevara al otro lado del gran río. Tal como estaban las cosas, hasta parecía buena idea llegar hasta el golfo de Sterbo en una barcaza pero, según Keshat, más valía no arriesgarse: Prefería mantenerse a cubierto en la floresta del otro lado del río, el bosque Ro. Según ella, ese lugar era menos complejo y, aunque fuese más confuso que el bosque de Naukon, eso no suponía mucho problema para ella gracias a su buena comunicación con las plantas así como por su experiencia acumulada a lo largo de una vida entera de viajes. A partir de ese punto, cuando llegaran al golfo de Sterbo, no les costaría demasiado encontrar un transporte que les llevara a la capital.

Los ataques de fiebre de Keshat habían cesado a las pocas horas de que comenzaran. Tal como llegó, se fue y ahora la joven estaba perfectamente sana. Respecto a Dea, nada más se supo de ella en dos días. Tuvieron la precaución de mantenerse alejados del Ojo durante las noches y durante el día trataban de vigilarse mutuamente a la espera de que ese maldito boliche diera problemas.

Pero nada ocurrió.

La_regenta_Dea_by_Nethka

(más…)

Read Full Post »